El Concepto de Divinidad en el Islam    -   En el Nombre de Allah, El Misericordioso y El Compasivo   -   ¿Quién es el Creador?   -   El Retorno de Jesús al Final de los Tiempos   -   La situación de la mujer a través de la historia: su vida en las sociedades y civilizaciones pre-islámicas   -   Falsos conceptos sobre la mujer en el Islam

La Oración en el Islam

Allah en el Cristianismo

Allah en el Cristianismo

El principio básico en el Cristianismo es adorar al único Dios que es Allah, y el Cristianismo es la religión revelada por Dios a Jesús (la paz sea con él), su libro es la Biblia, y sus seguidores se llaman cristianos atribuyéndose a la ciudad de Nazaret en Palestina, o refiriéndose a un atributo que es sus apoyo a Jesús (la paz sea con él). Primero, esa descripción pertenecía solo a los creyentes de ellos, no mucho tiempo, fueron llamados todos así como cuestión de parcialidad.

Y pronto se difundió el Cristianismo entre las naciones, y el número de los cristianos se multiplicó no mucho tiempo después de la ascensión de Jesús (la paz sea con él). Como hemos mencionado, el principio básico es que los cristianos creen en Dios uno y único que es Allah, y creen en los Profetas de los hijos de Israel que precedieron a Jesús (la paz sea con él), y también en los libros que se han revelado a los Profetas de los hijos de Israel.

Pero el Cristianismo salió del concepto de la unidad de Dios, y siguió en su lugar una vaga doctrina formulada durante el siglo IV dC, esta doctrina, que es hasta ahora un tema de controversia dentro del Cristianismo y fuera de él, es la doctrina trinitaria. En pocas palabras, la creencia en la Trinidad consiste en que Dios es la unión de tres personas santas, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo en una entidad sagrada.

Por unanimidad, los cristianos creen que Dios es un Ser único y eterno en la esencia, y tres en la hipostática, e interpretan la esencia con el Sí mismo, y la hipostática con las cualidades, como la existencia, la ciencia y la vida, y expresan el Sí mismo y la vida con el Espíritu Santo, y Dios con la teología, y al humano con la virilidad.

La historia de esta doctrina fabricada comenzó en el Concilio de Nicea, donde se reunió trescientos dieciocho, y se dijo diecisiete Obispos de sus Obispos en la presencia de Constantino el rey de Bizancio después de que el Obispo Arrio dijo que Cristo es creado y el Antiguo es Dios el Todopoderoso, se lo opusieron, y dibujaron un credo que lo extrajeron de sus Biblia y lo llamaron “la Secretaría”, quien se apartó de él salió del Cristianismo, su texto según lo que mencionó Al Shahristani en su libro “Las sectas y las denominaciones” (Al Milal wa Al Nihal): (Creemos en Dios el único el Padre, Creador del universo y todo cuanto hay, como soberano y dueño de todo cuanto existe, y en el hijo Jesucristo, el hijo de Dios que había nacido antes de todas las criaturas, increado, Dios verdadero de Dios verdadero, de la esencia de su Padre, con sus manos se perfeccionó todos los universos, que para nosotros y por nuestra salvación bajó del cielo, se encarnó en el Espíritu Santo y nació de la Virgen María, se crucificó en la época de  Pilato, se sepultó, y resucitó al tercer día y ascendió al cielo y se sentó a la diestra de su Padre y está dispuesto a venir en otro momento para juzgar a muertos y vivos, y creemos que el Espíritu Santo, el único el viviente, que sale de su Padre y de un solo bautismo, para la remisión de los pecados, y en una comunidad sagrada cristiana, y en la resurrección de nuestros cuerpos, y en la vida eterna para siempre).

A continuación se reunió un grupo de ellos en Constantinopla, y añadieron al texto anterior lo siguiente: "Y creemos en el Espíritu Santo, dador de la vida emanado del Padre", y maldijeron a quien añade, luego, o quita algo a las palabras de la Secretaría.

Así, el Dios que los cristianos adoran como se indica en la ley de la fe de Atanasio "Un Dios en tres y tres en uno: el padre, el otro el Hijo, y el tercero es el Espíritu Santo, que son todos una sola persona, no tres dioses, Sin embargo, un solo Dios, y los tres juntos son eternos y iguales, y quien quiere salvarse, por tanto, así debe sentir de la Trinidad... ".

Esta es una falsa doctrina contraria a toda lógica, y contraria a la unicidad del Altísimo, además de ser contraria y opuesta a la verdadera doctrina predicada por Cristo (la paz sea con él).

Nuestro visitor :  Para beneficiarse de todos los recursos del enlace, debe tener los siguientes programas

        

Quién está en línea

Actualmente tenemos 16 visitores conectados

Estadística

El sitio incluye:

Más de 800 artículos

Más de 1800 libros

Más de 3800 audios

Más de 600 videos